Estar discapacitado y no poder trabajar es una situación difícil. Aunque usted quiera trabajar, su discapacidad se lo impide. Además, le causa problemas financieros ya que no puede generar ingresos para usted y su familia.

En los bufetes de Robert A. Koenigsberg, nuestros abogados de discapacidad ayudan a individuos que han sufrido condiciones físicas, emocionales y mentales graves a obtener beneficios por discapacidad. Usted puede reunir los requisitos para recibir este tipo de beneficios si no ha podido o no podrá trabajar durante al menos un año o se le ha diagnosticado una enfermedad terminal.

Comuníquese con nuestro bufete de abogados mediante correo electrónico o llámenos al 212-964-9292 para coordinar una consulta gratuita con nosotros.

¿Qué es el Seguro de Discapacidad del Seguro Social (SSDI, siglas en inglés)?

Es un respaldo económico que brinda la Administración del Seguro Social para proteger a personas con discapacidades que cumplen con requisitos específicos. Estos beneficios se otorgan a individuos que han sido parte de la fuerza laboral durante un período mínimo de años. Por lo general, la persona debe haber estado empleada durante 10 años, con cinco de esos años antes de la fecha en que sufrió la discapacidad total. Algunos niños o adultos discapacitados que no cuentan con un historial de trabajo sólido, pueden recibir Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI, siglas en inglés) como opción alternativa.

¿En qué consiste el proceso para recibir SSDI?

Ya sea con la ayuda de nuestros abogados o por sí solo, usted debe llenar una solicitud inicial y presentar documentos médicos que avalen su discapacidad. Proporcionar pruebas médicas que documenten el alcance total de su discapacidad es uno de los componentes más importantes de su reclamación de beneficios. Muchas reclamaciones son denegadas inicialmente. No obstante, después de dicha denegación, usted tiene 60 días para solicitar una audiencia de reconsideración. En esta audiencia, le ayudaremos a demostrar por qué sus limitaciones son lo suficientemente graves como para recibir los beneficios por discapacidad.

El próximo paso en el proceso es que un juez de derecho administrativo procese su caso. Este analizará su discapacidad y sus limitaciones para trabajar. Además, considerará otros factores adicionales como su edad, educación, habilidades e historial de empleo. Si se determina que usted no puede ajustarse para realizar un nuevo tipo de trabajo, entonces puede recibir beneficios.

Comuníquese con nuestro bufete de abogados mediante correo electrónico hoy o llámenos al 212-964-9292 para coordinar una cita. Podemos ayudarle a obtener los beneficios que necesita. Nuestro bufete de abogados atiende a clientes en toda la ciudad de Nueva York.